2 jul. 2010

Dicen…

…que después de la tormenta llega la calma, y por eso muchos conocidos futboleros piensan que ya no voy a seguir hablando pestes de la selección. Pero están equivocados, aún no termina la tormenta.

El otro día me dio contar las playeritas verdes y negras de mis amistades de FB, entre un 20% y un 25% tenían la dichosa playerita [digo 25% porque después del conteo otros tantos la pusieron], mal mete su segundo gol Argentina y empiezo a ver notificaciones, pero cuando terminó el partido fue como una mutación masiva. Del 20% o 25% antes del partido a nada más ni nada menos que el 4% [490] me da muchísima risa que hagan eso ¿Tan poco confían en su selección? y de 16% que quitó la playera como el 50% pusieron playeras de otros equipos [Así es selección mexicana, eres transitoria, no te sientas especial] los demás volvieron a sus habituales fotos de borrachera.

Bueno, eso para criticar a los fanáticos, ahora para criticar a los seleccionados [y posteriormente criticar de nuevo a los fanáticos], la neta no vi el juego, pero no lo vi no porque no tuviera ganas, siempre es un placer indescriptible ver como machacan a la selección, no lo vi para apegarme a mi tesis, que es la siguiente “El fútbol es tan simple, barato y estúpido que no ocupas verlo para decir que sabes” y es verdad, se basa enteramente en resultados ¿Cuánto quedaron? Argentina 3 – México 1 ergo Argentina jugó mejor que México, listo. Mucha gente que ve el fútbol se cree que es muy chingona cuando dice “Pues si, perdió [NOMBRE DEL EQUIPO AQUÍ] pero jugo muchísimo mejor que el rival” ¡HUEVOS, FALACIAS, CONTRADICCIONES Y MÁS HUEVOS! si perdió no jugo mejor que el otro equipo, de haber sido así hubieran ganado. En pocas palabras, señores seleccionados [porque tengo entendido que muchos de ustedes ya no son jóvenes o chavos] no jueguen al “¡Vamos México! ahora si llegamos al quinto partido” mejor vean su realidad y piensen algo así como “Bueno, somos una selección de medio pelo o menos, ni buena ni mala, solamente hemos llegado 2 veces a cuartos de final [y una de ellas aún eran solo 16 equipos en todo el mundial, México 1970] no podemos contra las potencias de América del sur ni de Europa, así que decirle al pueblo que vamos por el quinto partido será defraudarlos, vamos a ponernos como meta llegar a octavos como el segundo del grupo, o como el primero si el grupo es fácil, lo demás será ganancia” así es, eso sería un planteamiento realista, mamadas de “¡A huevo! Chícharo es mejor que Messi y por ello vamos a ganar el mundial” hay gente que lo decía a grito pelado en todo lugar al que fuera, hasta personas con la verde y con la negra lo veían con cara de “¡NO MAMAR!” y mira que como pocas veces tenían razón.

Uno de mis conocidos me dijo lo siguiente “Como se ve que no viste el partido, México tenía muy buen ataque, llego al área de los argentinos en muchas ocasiones” pues si, eso no lo vi, pero me documente después y si fue verdad, pero yo les haré una pregunta ¿Por qué se enorgullecen de llegar tantas veces al área y solo haber metido un miserable gol? no porque hubiera sido mal gol [que no lo se] sino porque solo fue 1 contra 3, y eso que Argentina se concentro en la mejor defensa [la cual es un buen ataque], un consejo, dejen de presumir eso y de embarrarle culpas al árbitro. Si, la FIFA pidió perdón por el gol ese de los Argentinos, ¿y qué? no cambiaron el marcador que es lo que cuenta, los hechos no las disculpas que son para darles atole con el dedo, aunque parece que ya les gusto el atolito.

Bueno bueno, ahora va para Osorio y Chícharo. Ya se ha dicho mucho del pase de gol que dio Osorio, incluso han dicho que para el año que entra se va a jugar con la selección de Argentina [490]. La verdad mi opinión sobre el pase Osorio-Higuaín no es tan mala como la de todos ustedes, ese pase me dejo ver una cosa, los mexicanos si saben jugar en equipo solamente les falta saber cual es su equipo [490]. Yo se que todas las niñas aman a Chícharo y quieren casarse con el, pero por salud de esas mismas niñas [y ya no tan niñas (490)] les recomiendo que no lo hagan, el otro día estaba en una fila para pagar algo [alguna deuda, seguramente otra vez tenía la moto en el corralón] y después de mandar al diablo a una reportera que me pregunto mi opinión sobre el partido y una muchachita muy buena del PAN que quería saber mi opinión sobre no se que me puse a escuchar la conversación de los de atrás de mí en la fila, eran tres tipos del calibre de Chícharo que platicaron de como uno de ellos dejo de laborar y por no tener que ir al jale se aburrió y de descontó a su mujer, así que si quieren que Chícharo se las descuente pues síganlo amando. El argumento en el que baso mi aseveración es el siguiente “Chícharo se enojo por que iban perdiendo y se le hizo fácil empujar al argentino de puro coraje” así que cuando se case y la mujer no tenga ganas de ponerle Jorge al niño el Chícharo para quitarse el coraje le va a romper en su madre, porque no habrá árbitro que lo expulse de su casa para salvar a la pobre mujer.

Esto último me lleva a recordar una vivencia anterior que llegue a tener, donde un conocido se quejaba de que los futbolistas eran puros naquitos, aclaremos que no tengo nada en contra de los nacos, ni en el mundo los hago, pero que no mame ese wey que lo dijo, me acuerdo que le conteste “Bueno cabrón, ¿Qué esperas? ¿Tener al hijo de Slim de portero y al de Salinas de defensa? Se realista” tarde un poco de tiempo en darme cuenta de que a pesar de todo, puedes arreglar y dejar bien bonitos a los jugadores para que parezcan de familia de rancio abolengo, pero la actitud que toman en el partido es lo que en realidad te dice la casta que tienen, empujones, faltas, patadas, etcétera. México, el equipo más cochino en lo que va del mundial, venga mexicanos saquen el cobre en la cancha, al cabo que para eso es.

Creo que por lo pronto me quede sin más cosas que decir sobre la selección y de sus partidarios, solamente los invitó a todos ustedes amigos futboleros a leer este artículo que escribió una mujer [al parecer sabe más de fútbol que ustedes] sobre la actuación de la selección mexicana en el partido contra Argentina. Se que cuando les pido que lean algo les estoy pidiendo que den su máximo, pero se los juro que los hará mejores personas.

Hace mucho me mandaron un escritillo que decía muchas cosas y concluía algo así como “¿Qué sabe de la vida si nunca has jugado fútbol?” bueno, pues si jugué, fui portero al principio y luego me mandaron de defensa, deje de jugar porque ya no querían meterme a los partidos [490] y no querían meterme porque como bien critique a los mexicanos en la cancha, yo si sacaba el cobre, era un maldito puerco “faulero” como decíamos en aquellos ayeres. Gane partidos, perdí partidos, metí goles y me metieron goles, eso no me dio ningún conocimiento de la vida y eso que llegue a jugar por varios años.

Un saludo a todos los de la fila que me acompañaron a sacar la moto del corralón [otra ves].


0 haraganes gritando:

Related Posts with Thumbnails