24 mar. 2012

Escribo sin lentes

Así que este post puede sr muy largo, muy corto o de medida estándar, depende de en qué momento me harte de escribir.

Ya me harté sigo mañana.

[A la mañana siguiente… Bueno, 20 horas después]

Ya tengo lentes y escribiré sobre algo que en algún momento de nuestra vida nos ha llamado la atención [a todos, de una u otra forma, casi lo aseguro].

¿Se imaginan poder hablar con su “Yo” del pasado [digamos su yo de hace 6 años, recuerden este dato]? ¿Tienen idea de qué les diría? Yo quiero pensar que en cierta forma mi Yo del pasado se sentiría avergonzado de mi en muchas cosas, el podía hacer cosas que ya no puedo [en algún momento de mi existencia mis habilidades sociales se atrofiaron]. Era una persona muy segura de si misma, muy divertida y MUY valemadrista [el título del blog… es una especie de tributo, en verdad].

Hoy en día puedo “dividirme” en 4 personas [no piensen que tengo personalidad disociada, no creo tenerla]. Les llamaremos: Ayer, Hoy, Mañana y Borracho [¿por qué creen?] Si lo leen en itálicas me refiero a los personajes, si lo leen en letra normal me refiero a los días.

Ayer: Ese wey se preocupa demasiado, harta con mucha facilidad. Se da a odiar mucho, es amargado, nada le da gusto y siempre está buscando cómo destrozar mis ilusiones [de alguna forma, Mimismo, uno de los personajes más recurrentes de este blog es Ayer].

Hoy: No sé cómo es, no he tenido tiempo de conocerlo. Siempre que intento hablar con él se transforma en Ayer o en Mañana, sin explicación aparente. Ayer lo hostiga demasiado [le deja alarmas en el celular a las 7 de la mañana para que se levante a desayunar temprano y a leer lo que le toca]. Por si no fuera poco, también lo atacan Mañana y Borracho [en ocasiones diferentes].

Mañana: Es divertido, es iluso, le gusta soñar y creer que vive en el mejor de los mundos [es decir, Hoy cree que mañana siempre será mejor que hoy o que ayer]. Me cae muy bien, pero no tiene sueños ni aspiraciones, no por mediocre, sino porque ya vive sus sueños y cumple con sus expectativas. Si no lo han notado se personifica como Mauricio, otro personaje de este blog.

Borracho: Es el mejor amigo de Mañana, siempre andan conspirando contra Hoy, por ello es que Hoy se siente acorralado. Es inmaduro, pero es la persona con más seguridad en él mismo, le gusta hacer estupideces que lo llevan a poner en riesgo su integridad, se tiene la certeza de que sabe hablar al menos 3 idiomas [nadie sabe si puede con más, cosa en la que es superior a los demás], pero es curioso… Lo veo, lo analizo y llego a la conclusión de que así era Hoy [es decir, yo, el que escribe] hace unos 6 años [les dije que recordaran el dato]. No porque hace 6 años me comportara como un borracho, sino porque cuando estoy borracho me comporto como si tuviera 15 o 16.

Mañana es el dominante, creo. Sin alguien que me recordará que tengo un ideal, que tengo un plan o que al menos me recuerde que tengo la posibilidad de hacer algo mejor de lo que estoy haciendo en este momento, no sé que sería de mi. Sería perder el norte. El Borracho no aparece seguido [ya no, afortunadamente] pero es muy divertido cuando sale por ahí, a todos les cae bien, es la persona más pacífica del mundo [una vez, no hace mucho, se metió a separar a dos borrachos en una fiesta… Y les dijo que no se pelearan, que fueran amigos y les regalo la media chela que le quedaba (pinche cagadero que eres cabrón, me cae que te quiero {490})].

¿Se han preguntado que pasaría si en lugar de ser conceptos abstractos fueran personas realmente? Personas con las que pudiera uno hablar, preguntar y aprender de ellas todo lo posible. Mis habilidades de dibujo son MALAS, por eso les describiré un poco como creo que se vería cada uno [con su respectiva dosis de fantasía]:

Ayer: Va de traje y corbata, cabello corto, tiene doctorados, maestrías y es estudioso el cabrón. Tiene buen trabajo y familia bonita.

Hoy: Tiene la greña un poco larga, se viste como Kurt Cobain pero con playeras de grupos de heavy metal. Le gusta la música y dice tocar un instrumento.

Mañana: Un hippie en toda la extensión de la palabra, tiene el cabello largo hasta su puta madre, dos rastas con colgantes de metal y cuero. Tatuajes y una afición extraña por las humanidades. Es amigo de todos, hasta de las personas que lo odian, no le importa.

Borracho: Ese wey, es como Hoy pero con chamarra de cuero, una botella en la mano izquierda y una muchachona en el brazo derecho. Le encanta el desmadre, pero es tranquilo, quiere que todos pisteen tranquilos, sin gritar y sin pelear.

Chale… Doctorado en psicología Honoris Causa a aquel que me explique mis problemas [En verdad, les doy un título como el mío].

4 haraganes gritando:

Pancho dijo...

El origen de todo este demadre:

https://twitter.com/#!/pinchebrio/status/182940529452003330

Alexander Strauffon dijo...

A ese Yo del pasado, le daría unas cuantas bofetadas, y le diría que se pusiera al tiro. Es lo que le haria falta.

Sir David von Templo dijo...

El yo del pasado sería el que le diera sus bofetadas al yo del presente mientras que el yo del futuro me agarra para que no me defienda...

Y el yo borracho... Posiblemente trataría de remediar esta situación de forma pacifica

Pancho dijo...

Alexander: La verdad es que falta le hacen, no para de joder el cabrón...

David: Es bien chingón cuando eres borracho amigable, le hablas hasta a las piedras y todos son tus amigos, aunque hayan insultado a tu madre 20 años seguidos.

Related Posts with Thumbnails