10 mar. 2012

Derechos: La facultad, la esencia, la forma y la Obligación que conllevan

Definiciones 9 y 10 de la RAE sobre "Derecho":

  • Facultad del ser humano para hacer legítimamente lo que conduce a los fines de su vida.
  • Facultad de hacer o exigir todo aquello que la ley o la autoridad establece en nuestro favor, o que el dueño de una cosa nos permite en ella.

Definiciones 1 y 2 de la RAE sobre “Esencia”:

  • Aquello que constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente e invariable de ellas.
  • Lo más importante y característico de una cosa.

Definiciones 1 y 2 de la RAE sobre “Forma”:

  • Configuración externa de algo .
  • Modo de proceder en algo.

Definiciones 3 y 4 de la RAE sobre “Obligación”:

  • Vínculo que sujeta a hacer o abstenerse de hacer algo, establecido por precepto de ley, por voluntario otorgamiento o por derivación recta de ciertos actos.
  • Correspondencia que alguien debe tener y manifestar al beneficio que ha recibido de otra persona.

Es muy bonito pensar que en el mundo actual tenemos la posibilidad de hacer lo que nos venga en gana argumentando que tenemos el derecho a hacerlo. El problema es que muchas veces no tenemos idea de hasta donde llega nuestro supuestamente imbatible argumento.

Esto iba a ser una serie de cuatro posts, pero la verdad es que no me daba el tiempo [y me ganaba la hueva] para hacerlo de esa forma, así que opté por acortarlos y dejarlo como uno solo.

La primera cuestión que me planteo, teniendo las definiciones de Derecho, Esencia y Forma en mente es esta ¿Un derecho que ya es exigible necesita de algo más para hacerlo? Es decir, la forma de exigirlo. A veces le doy vueltas a eso y me topo con la idea de que uno puede tener derecho ya exigible pero no el derecho a exigirlo. Me parece absurdo, pero en el mundo real no siempre basta con tener un papel que diga que eres acreedor, tampoco basta con que se den las situaciones en las que puedes ejercer el derecho [va más allá de las leyes].

Imagina que tienes un seguro de daños para tu bicicleta, se te rompe y vas corriendo [porque ya no puedes ir en bici (490)] a tu casa, ves la póliza y te das cuenta de que tu seguro cubre el desmadrito de tu bici. Llamas al seguro y no contestan, insistes y siguen sin contestar. Luego de una larga investigación te das cuenta de que los cabrones cambiaron el número y no te avisaron ¿En verdad te jodieron el derecho? Teóricamente no, porque tu llamaste para ejercerlo [y tenías todas las de ganar] pero como esos cabrones no cumplieron con su obligación prácticamente te anularon la facultad que tenías de exigir tu derecho. El ejercicio de los derechos no siempre depende de uno solo.

Lo que le vas a exigir al otro viene a ser la esencia del derecho, el hecho de que se lo exijas de la manera convenida viene a ser la forma del derecho [no sé si estoy en lo correcto, pero me parece que así es].

Ahora va la parte que menos nos gusta del tema de los derechos [y si alguna vez le argumentaron a sus padres sobre los “Derechos de los niños” ya saben de lo que hablo], las Obligaciones. Este tema no es mi especialidad, porque yo soy especialista en no cumplirlas totalmente, pero al menos creo tener clara la teoría [mi yo del mundo del deber ser es una persona decente, se viste bien, come sano, hace ejercicio, estudia y se divierte, mi yo del mundo del ser… bueno, si eres lector habitual ya lo conoces, tiene amigos imaginarios que habitan en esta página].

Las definiciones que puse antes nos dan una muy buena imagen de lo que quiero decir. Básicamente es la otra cara de la moneda, si tu tienes el derecho a algo, alguien tendrá la obligación de dártelo [a grande rasgos, porque a veces no existe el otro alguien o no existe el titular del derecho del que hablamos, como en el “derecho a un medio ambiente limpio para las próximas generaciones” ¿A quién se lo exiges? ¿Cómo lo exiges? ¿Quién lo exige, si ni ha nacido? No seamos pendejos y digamos bien las cosas “derecho a un medio ambiente limpio” para nosotros].

Volvemos al ejemplo, ahora tu eres la aseguradora de bicicletas “Seguros la ilusión” un buen día decidiste cambiar de call-center porque había uno más barato a la vuelta, eso hiciste, pero no notificaste a tus clientes [por lo que haya sido] y tu piensas “No hay pedo, el que de verdad necesite el seguro me encontrará, cuando llegue el día del vencimiento/renovación de los seguros ya me pondré en contacto con cada uno” [por cierto, pinche mierda ¿por qué haces eso?]. Tu eres el empresario y eres libre para hacer lo que quieras porque la ley te concede la libertad de empresa, de acuerdo. Pero no te pases de verga, si quedas en algo con alguien y sabes que ese alguien en algún momento de su vida te va a buscar para que le eches la mano como ya habían acordado lo menos que puedes hacer es no esconderte debajo de la última piedra del cerro porque “Es más barato” [desgraciado].

El ejemplo es de lo más burdo del mundo, pero funciona para ejemplificar situaciones que vivimos hoy en día [imagina que no es un seguro de bicicletas, imagina que es un seguro de accidentes y te acaban de chocar… ¿sigue siendo bonito?, peor aún, un seguro de vida ¿verdad que no?].

La gente se ha dedicado en los últimos años a exigir el cumplimiento de sus derechos. Eso lo vemos con mucha claridad en los activistas y defensores de los derechos humanos, pero siempre se les olvida que todo derecho lleva una obligación [a mi me gusta pensar que la genérica es no interferir en los derechos de los demás, pero muchos derechos llevan obligaciones todavía más complejas que el derecho mismo]. Viene siendo hora para que nos demos cuenta que el hecho de no cumplir nuestras obligaciones interfiere en el ejercicio de los derechos de los demás, los conozcamos o no… Pero sí, siempre estamos con quejas de que todos son unos cabrones que no me dejan ejercer mis derechos, malditos todos ustedes que no me dejan hacer lo que quiero, pero no se apuren compadres “mañana les pago, es que no me han pagado por el último mes… ¿quieren ver mi coche nuevo?”

A que bonito se siente escribir, tengo material para otros dos posts y para un cuento en el otro blog,  no se me desaparezcan.

4 haraganes gritando:

Gabriel Cruz dijo...

Es un tema que en efecto tiene varias ramificaciones respecto a los derechos propios y al de los demás, veo que en efecto te ha inspirado, el que ello te lleve a un cuento es interesante :)

Gabriel Cruz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DvD dijo...

De esos posts serios que son interesantes c:
Poesen no nos desapareceremosn ese!

Pancho dijo...

Gabriel: El tema da para mucho más, el problema es que me hace falta mi compañero de discuciones tontas y mi compañero de borracheras para que salga más chido, saludos!

DvD: Eso chingao! aparezcase más seguido!

Related Posts with Thumbnails