7 oct. 2009

La humanidad

No hace mucho que vi la película titulada “El señor de las moscas”, que ya tenía bastante tiempo queriéndola ver. No me decepciono la película ya que me dieron ganas de leer el libro ya que me hablan de muchos detalles que no aparecen en esta y si están en el libro.

La finalidad de la película parece que es dar un retrato de la naturaleza humana, retrato que me recuerda a las ideas de Hobbes, con las cuales la verdad no estoy del todo de acuerdo. Estas mencionaban que el hombre por naturaleza es egoísta, casi puede decirse que odia a los de su especie, pero para poder salir del estado de guerra en el que estará eternamente metido hace un pacto (contrato social) con los demás y nombran un “líder” que es quien se encargara de tomar las decisiones las cuales debemos acatar todos sin cuestionarlas.

Ahora vallamos a la película, grosso modo son un grupo de niños de una escuela militar que por alguna razón que no vi en la película terminan en una isla desierta, tienen que valerse por ellos mismos ya que no está papa o mama que los saquen adelante. Para poder coordinarse como sociedad madura (por madura nos referimos a no primitiva) eligen a un líder que es quien se encargara de organizar lo que debe hacerse y el orden en que debe hacerse para sobrevivir en lo que esperan ser rescatados. Clásica sociedad humana, no falta el inquieto que no conforme con lo que debe hacerse o resignado a que no vendrán por ellos (este es el caso) decide que no tiene caso seguir actuando como adultos, deben divertirse, ¡son niños!

Muchas personas estarán pensando que es un punto cierto, los niños deben divertirse y no conozco a nadie que lo niegue pero sin los papas que estarán presentes para marcar los límites entre diversión y agresión que se da entre un par de niños juguetones.

Volvamos al inquieto niño de la sociedad; este ser al estar resignado y querer divertirse comienza a contagiar a los demás con su imprudente “jubilo” y con el tiempo comienzan a alejarse de la sociedad madura y forman una sociedad salvaje, agresiva, maldita. Convierten en presas a los miembros de la sociedad madura que podríamos llamar el monarca y su consejero (Ralph y Piggy respectivamente) ellos sin ánimos de atacarlos ni nada simplemente son atacados por motivos meramente tontos en un entorno normal, pero en ese contexto (y siendo aun más específicos) el cuchillo de caza y los lentes de Piggy eran vitales.

No terminare de relatar la historia porque puede que haya gente que tenga ánimos de leer la novela o ver la película, así que no arruinare sus fantasías. Con esto ya tenemos un contexto suficientemente amplio para poder analizar más a fondo lo que el autor nos invita a observar.

Como ya lo mencione antes, es una perspectiva muy de Hobbes; no está el estado que impondrá sus leyes por medio del miedo a las sanciones que también puede imponer así que los seres humanos deciden hacer lo que les venga en gana. Pero preguntémonos ¿Por qué en primera instancia creen que un orden verdadero y no salvaje es lo correcto? No quiero decir con esto que el primer orden es el natural del ser humano.

Remontémonos un poco a los clásicos y recordemos nuestras clases de ética, ¿Qué nos dijo el bueno de Aristóteles sobre la naturaleza del hombre? El hombre es bueno por naturaleza, no quiero ofender a quienes lo sigan pero no sé de donde saco eso (al igual que no sé de donde saco Hobbes que es malo por naturaleza), si alguien tiene la amabilidad de explicármelo y decirme que debí poner más atención a estas clases o leer con más calma la Ética a Nicomaco pues se lo agradecería (Lo mismo para Hobbes y el Contrato Social).

Claramente podemos ver que el ser humano es un ser sociable por naturaleza, lo que le quita algo de validez a la teoría de Hobbes cuando nos dice que el hombre es egoísta y un ser solitario que solo se asocia cuando se ve amenazado, pues si eso fuera verdad abandonaríamos la casa familiar en cuanto pudiéramos caminar y no creo que sea así. Luego de darnos cuenta de que el ser humano es sociable por naturaleza nos queda ver hacia donde se alinea su sociedad tenemos la sociedad civilizada que claramente se ve que son miras al bien común que es “Nos mantendremos con vida hasta que nos rescaten” y por otro lado tenemos a los salvajes que es una sociedad egoísta que dice “Vamos a divertirnos todos en grupo” claramente se ve que no tienen un plan ni un orden que seguir o parámetros a los que apegarse, gracias a esto acaban matando a todos los miembros de la sociedad civilizada.

No podemos pasar de lo más a lo menos y no podemos garantizar que en una situación así los niños decidan que deben actuar racionalmente en lugar de actuar por medio de impulsos como animales. Tenemos razón y eso nos permite decidir, así que simplemente podemos concluir de esto que los niños decidieron actuar como lo hicieron porque su razonamiento se lo dicto así, entonces llega la pregunta “Si si, pero ¿Somos buenos o malos por naturaleza?” la respuesta que más me ha convencido es que esa pregunta esta fuera de lugar, no está inscrito en la naturaleza de nadie como debemos actuar, si fuera así actuaríamos siempre bien o siempre mal. No faltara quien nos diga “Pero tenemos razón y voluntad podemos actuar como nos dé la gana gracias a ellos” claro que podemos, pero no podemos ir en contra de nuestra naturaleza por lo tanto no somos ni buenos ni malos en esencia somos libres y racionales en esencia.

Gracias por perder el tiempo leyendo esto, si es que lo leyeron y disculpen la ofensa al lenguaje que hago cada ves que me pongo a escribir ya sea en PC o a mano, esta en mi naturaleza y no puedo ir en contra de ella xD.


0 haraganes gritando:

Related Posts with Thumbnails