17 abr. 2010

¡¡Por presumir!!

Solo por presumir hago este post, y aprovecho que tengo una historia en mente:

Un joven no entró a clase, nada raro para el ni para sus compañeros o profesores, desde hacía años faltaba en ocasiones, pero este día fue diferente.

El joven no falto solo a clases, estaba afuera del salón, cínicamente viendo como el profesor lo miraba con cara de “¡Ja! otro reprobado”… lo más divertido fue cuando el profesor vio quien estaba con el, su alumno estrella. El típico niño que siempre tenía 99 de promedio en secundaria y 98 en preparatoria [sobra decir que en primaria sus boletas parecían papeles con códigos binarios]. En el momento en que ese profesor ve quien era el acompañante del joven que no entro a clase no supo que pensar, ya que ambos parecían estar mas contentos afuera que en esa clase.

Hasta aquí con la introducción, le pregunté al joven “pintero” que era lo que hacía cuando no entraba a clase y su respuesta fue un poco extraña, pero siento que hoy la entiendo más que antes “Pues, simplemente, no estar en clase… y más cuando me toca esa clase” la respuesta no termina ahí, “…y eso implica una infinidad de posibilidades, así que sería aritméticamente mas sencillo preguntar ¿Qué no haces cuando te vas de clases? y la respuesta sería muy interesante Lo que no hago, es estar en clase ya que estando en clase las posibilidades son mínimas” después de irme y pensar que ambos estaban locos me surgió otra pregunta y dado a que me estaban dando respuestas muy divertidas regrese a preguntarles “Pero en este preciso instante ¿qué están haciendo?” y su respuesta fue impactante “Ver a esa libélula, solamente da vueltas en este lugar, una y otra vez como si no se aburriera… es patético pensar como con una vida tan corta no hace algo más podría convertirse en la libélula que mas gente jodía o la que voló mas alto, pero no la que dio mas vueltas… es triste” en ese momento corrí lo mas lejos posible de el, a la mera y es un loco suelto que tiene al otro pobre tipo amenazado… o los dos están así de locos y me querían amenazar. A pesar de todo no puedo quitarme de la cabeza la imagen de ambos estudiantes que a pesar de no hacer lo que debían parecían ser felices, cosa que creo es muy normal hoy en día.

Bueno hasta aquí con mis desvaríos, les quiero presumir que ya pueden molestar a su gente con mis post en redes sociales piñatas, solo tienen que picarle en alguna parte de mas abajito de cualquier post y “lixto”.


0 haraganes gritando:

Related Posts with Thumbnails