18 mar. 2010

La venganza silenciosa

En mi amadísima casa de estudios hay un profesor que casi puedo decir que… que lo deseo muerto. No es mal profesor porque la verdad si he aprendido cosas en su clases, pero realmente su clase me caga la madre tanto el tema como la forma en la que da la clase, así que me puse a pensar en conjunto con mis colegas estudiantes ¿cómo vamos a vengarnos de el?. Esa pregunta me llevo a la siguiente conclusión, cosa que se puede aplicar en cualquier tipo de venganza silenciosa “golpéalo en le duela, quítale lo que mas quiera” fue el consejo que me dió Mimismo.

El sujeto en cuestión no es casado, no tiene hijos y me resulto imposible hackear sus cuentas de banco para que se quedara en la ruina, así que me puse a desarrollar un plan para quitarle al menos un poco de lo que tiene en su lista de cosas amadas [para como es de cuadrado estoy seguro de que tiene esa lista, materialmente hablando (tal vez bajo su cama o en una vasija antigua en su mesa de noche)], esa cosa es… su café.

Tardé como 10 horas en tiempo real [y varias semanas en tiempo de Elder Scrolls IV: Oblvion] haciendo una representación gráfica de Mimismo amargandole el día a mi amadísimo profesor.

Espero y les agrade tanto como a mí [ya que creo que a Mimismo no le gustó (490)].

venganza silenciosa

Me parece que se ve mucho mejor si se clica sobre la imagen, nótese el color del cabello del profesor… es del mismo color que el café por beberlo en exceso [Mimismo está usando un peluquín para evitar ser descubierto, no tiene el pelo amarillo por beber… vallan ustedes a saber que (490)].

Bueno, se supone que debería estar trabajando [490] pero Yoda me dio permiso de haraganear [¿Qué, a poco te dio permiso desde que naciste? pinche huevón pendejo ¬¬].

0 haraganes gritando:

Related Posts with Thumbnails